domingo, 13 de mayo de 2018

El BDSM, La Armería de San Francisco y Kink

Hace poco la compañía de pornografía BDSM Kink vendió la emblemática "San Francisco Armory" tras 11 años de uso. En ésta entrada vamos a repasar la historia de éste emplazamiento y su relación con la pornográfica.

Con una arquitectura Neo-árabe con forma de castillo, la "San Francisco National Guard Armory and Arsenal", conocida como "San Francisco Armory" o "The Armory", es un edificio histórico situado en "Mission District", en la Ciudad de San Francisco, EEUU. El edificio en sí se trataba de un polvorín y arsenal construido en 1912 para la Guardia Nacional (sí, en Europa, un edificio con 100 años dificilmente se puede considerar "histórico" pero la historia de EEUU tiene poco más de 200 años, asi que...) levantado para reemplazar el antiguo polvorín que estaba situado en un barrio cercano, y que se hundió durante el "Gran Terremoto de San Francisco de 1906". En 1976 se trasladó su función a Fort Funston (tener un edificio lleno de munición en pleno centro de una ciudad no sale a cuenta), quedándose vacío y cayéndose a pedazos, y con planes de demolición. El edificio está dividido en dos partes: por un lado, una gran nave despejada de 3700 m2, y por otro tres plantas con más de 160 habitaciones y salas. También tiene varias plantas de sótanos que ocupan toda la planta de la construcción.


Vista exterior del edificio

Planos de una de las plantas. Puede apreciarse la gran nave con el resto de salas a la derecha

Por otro lado, en 1997, un tipo llamado Peter Ackworth, que estudiaba derecho en la Universidad de Columbia, decidió sacarse cuatro perrillas para pagar la uni, y empezó a grabar porno BDSM casero en su piso y venderlo por internet, fundando Hogtied. Poco a poco, su proyecto tomó envergadura y empezó a ganar más y más pasta, dejó los estudios para fundar un...estudio, pero ésta vez de porno BDSM en Nueva York, apareciendo Kink, que albergaba en su interior la antigua Hogtied, y otras nuevas páginas como waterbondage, fukingmachines, etc...

El bueno de Peter Ackwoth en mitad de un rodaje
 
Éstas dos historias, la de Peter Ackworth con su Kink, y la medio derruida Armería de San Francisco, se cruzaron en 2006, cuando la empresa la compró por 14,5 millones de dólares, para usarlo como nueva sede y estudio para las grabaciones, ya que el sitio les daba mucho juego. Tras rehabilitar el edificio gastandose 2 millones de dólares en esllo, comenzaron su actividad en 2007.

Vista de la Armería tras la remodelación. puede verse las banderas de Kink, junto la del orgullo gay y la del orgullo leather (que no se ve mucho).
Pero hablamos de una compañía que se dedica al porno, y no al normal y tradicional que digamos, sino al BDSM ni más ni menos, así que su llegada levantó ampollas. Aunque la discreción era absoluta, y los rodajes se hacían de puertas adentro (o sea, que la gente de a pie de calle no percibía lo que se hacía dentro) no se vio con buenos ojos que un estudio de porno de esas características desarrollase su actividad en un barrio residencial, cerca de escuelas y de gente bien, 'enturbiando' el ambiente. Incluso apareció un movimiento llamado "Mission Armory Community Collective" que buscaba cualquier otro uso para el edificio que el "mancillante sexo depravado" (o prefiriendo que se hubiese quedado derruido y en el olvido, quien sabe), pero no pudieron salirse con la suya, ya que Kink no violaba ninguna ley, pero siempre andaban de protestas en la puerta.

Una de las protestas a las puertas de la armería. Promovida por mentes retrógradas, no tiene ningún sentido, ya que no les afecta en nada y todo es legal, y además mejoran el edificio ¿acaso importa lo que hagan dentro?
Ya sé que a veces éste tipo de imágenes puede chocar a quienes no estén en el mundo del BDSM, pero lo fundamental es el respeto.

Sin embargo, aparte de éstos "vecinos pesaos", la compra y empleo del edificio por parte de Kink tuvo muy buena acogida, por un lado, los responsables e interesados en la preservación del patrimonio histórico, por la restauración y rehabilitación del edificio manteniendo su aspecto original, y por otro, la población de San Francisco en general, no sólo porque la ciudad, por tradición, es afín a las "minorías sexuales" sino que además se realizaban en su interior diversas actividades, tanto BDSM, eventos y talleres, etc.., como para todas las edades, mercadillos de artesanía, emplazamientos artísticos, conciertos, eventos deportivos, tours y visitas guiadas del monumento histórico, uso para rodajes y filmaciones de todo tipo, etc... Y sin embargo, los pesaos de siempre no paraban de protestar... en fin.

Interior de la nave

Un evento

Y aquí, actividades BDSM en una de las salas.

Los sótanos, que resultan ideales para escenas de mazmorras
Una cuadra montada también en los sótanos


Aquí no sale mucho la Armería, pero me encantan éstos cacharros XD


Durante 11 años ha albergado decenas de grabaciones para todos sus sitios, generando horas y horas de vídeos y material audiovisual en éste mítico lugar, que ha sido referencia en la escena BDSM a nivel internacional. Junto al crecimiento de Kink el edificio se ha ido revalorizando. En Enero de 2018, se anunció la venta de la Armería por 65 millones de dólares a SF Armory LLC, quienes planean convertir parte del edificio en oficinas, y alquilar el resto. Y aquí acaba el camino de la armería ligado al BDSM, un final bastante discreto, pero no todo es eterno, y ya sabemos que las compañías, las empresas y los dineros tienen relaciones complicadas...

Como curiosidad que no viene al caso, tras el abandono del edificio en 1976, la nave fue usada por George Lucas para la filmación de explosiones genéricas, y montar decorados del interior de las naves de sus películas "Star Wars", incluso hubieron planes de convertirlo en un estudio de rodaje permanente, pero no llegó a realizarse.

Una explosión genérica rodada en la Armería para su posterior uso en las peliculas de Star Wars

miércoles, 2 de mayo de 2018

Ilustración "Red-haired girl in steel pranger"

Ésta ilustración es un redibujado para Society6, dándole un aire nuevo.

Me inspiré eun una imagen que vi hace muchos años por internet, y me pareció curiosa la manera de usar el cepo de metal de ésta forma tan rebuscada. Incómodo de cojones.