lunes, 19 de mayo de 2014

Esposas Doble Correa


Esposas realizadas en cuero sintético con dos correas, dos hebillas y dos anillas cada una.

Son similares a las esposas secillas, pero más anchas y con una correa extra, no solo tienen un aspecto de "restricciones pesadas". Son muy firmes y seguras, y las dos anillas permiten más posibilidades de sujección.

Se pueden combinar hasta en tres colores (interior, exterior y correas), y están acolchadas.

Disponibles en dos tamaños para poder ajustarse a tobillos y muñecas.

Medidas:
     Talla: Pequeña (muñequera)
            Anchura: 10cm
            Contorno (mínimo- máximo): 19cm - 25 cm
            Longitud (abierto): 33 cm
            Peso (por unidad): 200g

     Talla: Grande (tobillera)
            Anchura: 10cm
            Contorno (mínimo- máximo): 23cm - 29 cm
            Longitud (abierto): 41 cm
            Peso (por unidad): 240g

Materiales:
     Interior/Exterior: Poliuretano
     Partes metálicas niqueladas.

Cuidados:
Al tratarse de cuero sintético no necesita cuidados especiales. Si se ensucia, se puede limpiar con un paño ligéramente humedecido, teniendo la precaución de secar bien las partes metálicas, ya que corren riesgo de oxidarse.



Esposas Sencillas


Esposas sencillas con cierre mediante hebilla y una anilla, realizadas en cuero sintético.

Se pueden combinar hasta en tres colores (interior, exterior y correa). Su tamaño y el acolchado del interior hace que sean muy cómodas pero firmes.

 Disponibles en dos tamaños para poder ajustarse a tobillos y muñecas.

Medidas:
     Talla: Pequeña (muñequera)
            Anchura: 7cm
            Contorno (mínimo- máximo): 19cm - 25 cm
            Longitud (abierto): 33 cm
            Peso (por unidad): 115g

     Talla: Grande (tobillera)
            Anchura: 7cm
            Contorno (mínimo- máximo): 23cm - 29 cm
            Longitud (abierto): 41 cm
            Peso (por unidad): 125g

Materiales:
     Interior/Exterior: Poliuretano
     Partes metálicas niqueladas.

Cuidados:
Al tratarse de cuero sintético no necesita cuidados especiales. Si se ensucia, se puede limpiar con un paño ligéramente humedecido, teniendo la precaución de secar bien las partes metálicas, ya que corren riesgo de oxidarse.




Este último modelo es un prototipo con el interior de tela.