sábado, 1 de febrero de 2014

Orgulloso de mi taller

Terminé las reformas que había planeado en el taller, ya que cuando empecé el lío de coser no estaba totalmente acabado. Éstas consisten en una escalera de madera y su rellano para subir a un altillo que ya estaba construido, demasaido grande como sitio de almacenamiento, y demasiado pequeño como sitio útil, y andaba desaprovechado. Por supuesto una barandilla para no caerse. En ese lugar he situado una pequeña cocina/comedor/lugar de descanso para relajarse y tomar un té o un almuerzo.

He tardado más de lo que esperaba en terminarlo. Empecé dos semanas antes de navidad, y planeaba finalizar antes de las fiestas, pero entre imprevistos, compromisos navideños, y gripes, me metí ahsta mediados de Enero. Pero la espera ha valido la pena, porque ha quedado muy bien.



Un detalle de la escalera, su rellano y la barandilla (ya que lo he montado todo yo, estoy orgulloso de ella, asi que se merece otra foto :P )




Y aquí una foto desde arriba. Por cierto, al mesa también la he construido yo...



 Y esto ya es por pura monería, un elemento decorativo que he apañado...


No hay comentarios:

Publicar un comentario