sábado, 1 de febrero de 2014

Mordazas

Aunque no había planeado confeccionar mordazas, no he podido resistirme a sus encantos.

He hecho tres modelos:

1. Mordaza de bola clásica básica, pequeña, versátil y fácil de usar. Imprescindible en todo armario BDSM. No tiene más historia:



2. Aquí algo más complicado: mordaza de bola de arnés, que no está mal pero me dá que me he pasado con la anchura de las correas con 3cm y queda algo rígida (aunque a los amantes de los trastos 'heavy duty' les encantará).



3. Por último bola con barra cromada. Va en un arnés al que le he subido la unión de encima de la nariz a la altura de la frente, dándole un aspecto de arnés de caballo. Es totalmente ajustable con 6 hebillas.


Mi taller

Este es mi espacio de trabajo. Cuando empecé a coser no estaba acabado del todo, pero poco a poco, echándole algo de tiempo aquí y alla, a pesar de haber tardado más de lo que me gustaría, ahora puedo decir que está totalmente acabado.

Y puedo decir que siento un gran orgullo por dentro.

No tiene mucha historia, una mesa grande (la cual monté con gran tablero de DM y seis postes de madera), un mueble de un local de hostelería de acero inoxidable y unas estanterías metálicas que iban a ir a la chatarra, un par de muebles de Ikea y ¡listo!

Ahora a disfrutar con un trabajo que me apasiona.



Un detalle de la escalera, su rellano y la barandilla (ya que lo he montado todo yo, estoy orgulloso de ella, asi que se merece otra foto :P )




Y aquí una foto desde arriba. Por cierto, al mesa también la he construido yo...



 Y esto ya es por pura monería, un elemento decorativo que he apañado...