miércoles, 30 de octubre de 2013

Cuero real vs. Cuero sintético

El cuero es un material presente en casi todos los armarios bedesemeros, en forma de restricciones, látigos, prendas o complementos.

El cuero es piel de animales tratada mediante curtido. El cuero sintético, polipiel, o cuerina es un material artificial, usualmente de vinilo, que imita el aspecto del cuero.

Por eso he realizado una pequeña comparación de características:

Estética:
Hoy en día es dificil distinguir entre el cuero real y el sintético a simple vista. Si bien, el cuero adquiere "personalidad" con el paso del tiempo, en la sintética existe una varidad de colores y tramas muy extensa.

Cuidados:
Aquí, el cuero sintético resulta vencedor, ya que no necesita ningún mantenimiento, aparte de lavarlo con un paño húmedo si hace falta. Si se moja no pasa nada (se deja secar y punto) y el sol no lo daña significativamente. Por el contrario, el cuero es más quisquilloso, si se moja puede volverse quebradizo y a oler mal, y el sol lo decolora rápidamente. Además hay que engrasarlo periódicamente para que luzca bien.

Durabilidad:
Aunque se crea lo contrario, el cuero sintético dura más tiempo y es más resistente al uso diario que el cuero real en lo que respecta a la fricción, manipulación y sudor.

Precio:
El cuero real es más caro que el sintético. Se vende por piezas, las cuales pueden presentar imperfecciones (como por ejemplo el resultado de una herida), y tramas diferentes de una a otra, que a la hora de confeccionar significa emplear más tiempo, más dedicación y más material desperdiciado. El cuero sintético se vende en rollos, por metros, disponiendo de una fuene "infinita" de materia prima.

Características BDSM:
Aquí incluiré las características que nos importan a los que vivimos el BDSM. El cuero resiste increiblemente la tracción, por lo que es idóneo para la fabricación de grilletes, collares, correas y cinturones, corsets, camisas de fuerza y látigos, sin peligro a que se rompan. Y no solo es el aspecto; el propio aroma característico y el tacto es de grán valor para el fetichista del cuero, cosa que carece el cuero sintético.

Ética:
Hay una grán discusión abierta sobre el cuero y los derechos de los animales. Primero hay que distinguir entre la piel de animales que se matan solo por la piel (como el visón) y que estoy totalmente en contra, y el cuero que se obtiene del cerdo o la ternera, que es una parte que se deshecharía o se emplearía igual para hacer colas y pegamentos o jabon. Si eres vegan@ y rechazas la total explotación de cualquier animal sensible, me resulta fenomenál, siendo la piel sintética perfecta para ti; pero lo que no tiene mucho sentido rechazar firmemente el cuero si luego te vas a comer una chuleta o un bistec...

Respecto a la contaminación, el curtido es un proceso muy contaminante, y la piel sintética es un derivado del petróleo, por lo que ámbos están casi al mismo nivel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario