miércoles, 18 de septiembre de 2019

The Pet (2006)

AVISO: En esta entrada hay spoilers totales de este bodrio de película. Si todavía tienes interés en verla y no quieres que te la chafe, no pases de este punto.

Nota: No confundir con la pelicula "Pet" de 2016, llamada en España "Animal de compañía" 

Dentro de la comunidad BDSM, al hablar de cine del género casi siempre se nombra esta película como una de las máximas recomendaciones. Es de las que suelen proyectar en los ciclos de cine del tema.



Sin embargo a mi me resulta un despropósito con todas las letras, y antes de esta, yo sinceramente recomendaría las putas 50 sombras, porque si dicen que en la peli del Sr Grey hay maltrato, esta directamente va del tráfico de personas.

La protagonista es una tipa que siempre viste peto que está en sus horas bajas porque se le ha muerto el gato :'( y su vida es una mierda, suceso que aprovecha un capullo con pasta para acercarse a ella, y a base de talonario, agenciársela como "mascota".

La película es mala de cojones, con una actuación amateur y unos planos rarísimos, pero se lo perdonamos porque está muy en la línea de la serie B. Pero lo peor es que los acontecimientos están forzadísimos, sin sentido. con una trama cogida de los pelos.

La verdad no sé por qué es tan famosa en los círculos BDSM, ya que del tema no tiene nada. Para mi es el antiBDSM en su máxima esencia. De entrada el capullo es un dom inestable emocionalmente (lo cuenta al principio, como perdió a su perro, ahora se le antoja tener una "mascota humana), y la tía es prácticamente una pánfila que se deja comprar por el capullo, y que viendo que su vida es un zurullo no es muy buena, decide meterse en el mundo sin responsabilidades de ser una mascota. Lo peor de todo es que, por si fuera poco, está involucrada una organización de tráfico de personas, en donde las chicas están en contra de su voluntad, captándolas y vendiéndoselas a gente rica.

Mi veredicto final es que no la recomiendo. Si intenta ser una peli de protesta contra la esclavitud, no lo consigue, por mucho texto que te pongan al principio y al final, y si te la venden como peli BDSM, tampoco me sirve. Lo siento, pero si la peña se queja de las 50 sombras y alaba ésta cinta... en serio, que se lo hagan mirar. Lo único que mola es la jaula con forma de tetraedro (y es lo único que sale, a decir verdad).


jueves, 12 de septiembre de 2019

Ser switch

Switch, dentro del BDSM somos aquellos quienes disfrutamos ambos roles, es decir, disfrutamos siendo tanto doms como siendo sumis.

Porque sí, yo me considero switch.

Muchos argumentan que es un paso intermedio en una etapa de indecisión hasta revelarse tu verdadero rol, o que es una manera de vivir el BDSM sin mojarse, sin implicarse (Muchas veces he escuchado que no se puede ser un verdadero dom si tiene ápices de tendencias sumisas, o que un sumi no se entregará a su dom adecuadamente si alberga una parte dominante, por lo que ser switch va en contra de la pureza del BDSM).

Discrepo.

Muchos (generalmente los mismos) solo ven el mundo en sus extremos, y no se dan cuenta de que hay muchos matices entre el blanco y el negro. Yo llevo sintiendome switch desde que descubrí el BDSM, y en ningún momento me ha dado la sensación de estar entre dos tierras, y después de todos estos años, creo que seguiré siendolo.


 En realidad hay mucha desinformación acerca del switch, y aunque se sabe lo que es, lo que no se sabe tanto es como funciona. Parte de la culpa viene del propio termino: "Switch", en inglés, que significa interruptor o conmutador (bueno, y también cambiar, pero no es su uso más común). Da a entender que pasamos de un rol a otro a voluntad, con solo pulsar un botón, y/o que tenemos naturaleza imprecisa y cambiante que no se asienta en ningún sitio.

Sin embargo ser switch no significa ser dom o sumi a voluntad. Yo no me levanto por las mañanas diciendo "hoy voy a ser dom" y después de la merienda decir "pues ahora se me antoja ser sumi". La realidad es que es incontrolable (de todas maneras no tiene sentido controlarlo) y está sujeto a una serie de factores, como el entorno, el ciclo (hay temporadas que te sientes más dom, y otras más sumi), y sobre todo la persona con quien estés. Si la persona con quien esté es dom, naturalmente saldrá mi faceta sumi, y si es al revés, si tengo un sumi a mi cargo, saldrá mi vena dom. Y una cosa debe quedar clara: un switch puede entregarse a los mismos niveles que un sumi, al igual que también puede dominar tan bien como un dom. Ser switch no interfiere para nada.

En contraposición, curiosamente un Switch no se identifica socialmente como dom o como sumi (es decir, ante los demás en una comunidad), ya que a largo plazo no es afín a ninguno de esos roles. Ser Switch a veces hace sentirte desplazado, ya que la comunidad BDSM te "obliga" a definirte en uno u otro rol (aunque digan que hemos avanzado mucho, siguen saliendo los ecos del pasado). Es, por así decirlo, un tercer rol con identidad propia, aunque en la "cama" tomemos uno u otro rol. Es complicado, pero es así.´

Dicen que de los tres brazos del triskel, dos corresponden al dom y al sumi, y el tercero al switch. Pero es una interpretación muy peregrina, sobre todo si analizamos de donde viene el símbolo.

Ser switch es una manera de vivir el BDSM tan válida como otra cualquiera, y quien te diga lo contrario, miente. Además tiene la ventaja de disponer del doble de posibilidades a la hora de tener una relación ;)

jueves, 8 de agosto de 2019

Simbología motera 12: La bandera Confederada

La bandera de los Estados Confederados de América es algo que hemos visto mucho en el mundo Biker, no sólo en parches, pero ¿por qué se usa? intentaremos desvelarlo en ésta entrada.

Aspecto
No tiene pérdida. Es una bandera de fondo rojo con una cruz de San Andrés (aspa) azul con borde blanco, y 13 estrellas en su interior, simbolizando los trece estados que conformaban los Estados Confederados.


También pueden venir en otros colores sin perder significado, como ésta, que no está nada mal.


Su nombre original es la 'Navy Jack' y era usada por las fuerzas navales (de hecho aunque querían darle otros usos, no pasó el corte del gobierno) pero a día de hoy es la que ha trascendido y todos conocemos.


Significado
La bandera Confederada tiene muy mala reputación, entre otras cosas porque se asocia con el racismo, la supremacía blanca, debido a su apropiamiento por parte de radicales estadounidenses que andaban, y andan siempre liándola, y luciendola orgullosos cuando hacen ruido. Pero es lo mismo que si ligásemos la cruz esvástica con los nazis, entonces diríamos que la religión india es nacionalsocialista por la cantidad de ellas que lucen... en fin.

Pero detrás de ese mal nombre, representa un lugar específico: el sur de los EEUU, con su cultura y sus peculiaridades y sus tradiciones. que han calado mucho en el mundo biker.

Además es considerada como un símbolo de la música Country, rock sureño y folk, géneros musicales muy afines con el mundo de las motocicletas cruiser.

Para finalizar, también es un símbolo del movimiento Rockabilly, de cuya estética ha mamado el mundo Biker estadounidense desde su aparición en los años 50.

Debido a que los estados del sur eran considerados "rebeldes", ésta bandera también es símbolo de rebeldía, contra el poder establecido.

Historia
La bandera confederada ha estado ligada al mundo biker casi desde el principio, y si no en forma de parche, como banderas, pañuelos o pintura en las motos.


¿Por qué llevarlo? (o no)
Es posible que si te ven con ella, los más incultos pienses que eres un nazi, pero si te da igual lo que piensen los demás, es un símbolo adecuado para mostrar tu gusto musical hacia el rock, country y folk. También si muestras aprecio por el sur de EEUU (algo parecido al parche Route 66). Incluso para mostrar rebeldía y oposición al orden establecido. Si da la casualidad que eres un nazi y la quieres llevar por lo de la supremacía blanca y todo eso, pues tú mismo, con tu mecanismo...




viernes, 5 de julio de 2019

SEX, libro de fotografía fetish



Éste libro fue una agradable sorpresa un día cualquiera que estaba de compras por un centro comercial. Me acerqué a uno de esos típicos stands de libros que ponen por los pasillos y me lo encontré en todo su esplendor. Ya la portada me llamó la atención sobremanera pero al abrirlo me hizo saber que debía comprarlo sin dudarlo. Eso fue hace muchisimo tiempo ya, y mi biblioteca BDSM no era todavía muy abultada.

Se trata de un libro de fotografía artística erótica fetichista, con una selección de diferentes fotógrafos del trema, a lo largo de 224 paginas a color. Está encuadernado en cartoné en formato grande (24x29 cm), titulado "SEX: Vive tu lado salvaje", de Tony Mitchell y de la editorial Libsa. En el stand me costó 14€, pero creo recordar que mirando por ahí, su precio era sobre los 20€, algo bastante asequible teniendo en cuenta la calidad que tiene. Es como una especie de segunda parte de otro libro "Fetish" de temática similar (y que trataré en otro momento).

Craig Morey, 2001
Tras una introducción del propio autor en donde expone históricamente la evolución de la fotografía fetichista desde el siglo pasado hasta la era de Internet de nuestros días, pasamos a una escueta descripción y biografía de cada uno de los fotógrafos que aparecen, junto a su página web. Un dato curioso es que al parecer Tony Mitchell se ha basado casi exclusivamente de Internet para buscar autores para este libro, que por cierto, los hay en gran número y bastante conocidos, como John Dietrich, Craig Morey, Romain Slocombe....

Lee Higgs (octubre 2000)

Lo considero un buen libro, sobre todo teniendo en cuenta el precio por el que podemos obtenerlo, y lo recomiendo. La única pega es que en lugar de estar ordenado por autor (como sería lógico) han hecho una distribución por temática bastante arbitraria, por lo que las fotografías de un mismo autor nos las encontraremos diseminadas por todas partes, lo cual dificulta bastante las consultas.

Dejo los datos por si queréis buscarlo.
  • Título: Sex: Vive tu lado salvaje
  • Autor: Tony Mitchell
  • Editorial: Libsa (Madrid 2003)
  • ISBN: 84-662-0619-1

"Martir" de No Mercy, 17 Enero 2001

lunes, 18 de marzo de 2019

Sobre intrusismo en el BDSM

Prácticamente, desde que se popularizaron los libros de 50 sombras, hay una queja generalizada en el mundo del BDSM sobre intrusismo, es decir, gente ajena, 'curiosos' como les llaman, que se interesan sobre qué demonios es este tipo de sexualidad y acude (o intentan acudir) a eventos, se meten a los chats, etc... Y generalmente hay un rechazo hacia ellos bastante descarado.



Y sinceramente me da vergüenza ajena. Pienso que el fenómeno de aperturismo que estamos viviendo es bueno, y que ayuda a normalizar nuestros gustos de cara a la sociedad, pero hay alguna gente que se empeñan en mantener la puerta cerrada. Si antes del fenómeno Grey se vivía en grupos cerrados (cercanos a organizaciones iniciáticas)  porque era una sexualidad tan raruna que no encajaba, ahora, contra todo pronóstico, se sigue con los grupos cerrados, ya no forzosamente, sino por iniciativa propia, achacado al hecho de que alguna gente lo consideran su "entorno seguro", en donde se sienten "especiales" y no quieren que se comparta y que 'otros' lo degusten, por miedo a que le acaben arrebatando la exclusividad que ostentan, demostrando así la inseguridad que cargan por dentro. Lo malo es que esa manera de pensar se ha extendido, y el resultado es que la situación poco ha cambiado internamente. Y no tiene pinta de cambiar.

Un "curioso" siendo escudriñado por "los defensores de la marca" (dramatización XD)


Nada más hay que ver los argumentos que esgrimen: que se llenará el colectivo de gente que no les interesa realmente el BDSM, solo "follar con algunas cuerdas", que si se cuelan violadores que buscan presas (sumisas) fáciles, que entran sumisillas de fin de semana movidas por el calentón de la famosa trilogía de turno....y cosas así. Todos bastante flojos, sobre todo por ese carácter de portero de discoteca que decide quien entra o no. Incluso los hay que defienden que "hay quien controlar quien entra, no vaya a ser que sea un conocido del trabajo y luego vaya denunciando nuestros gustos por ahí"... Además éste mundo es libre y cualquiera puede interesarse por lo que el salga del ojete alma, Al final, como todo en ésta vida, los que realmente les guste se quedaran, y a los que no les vaya nada ésta manera de entender el sexo, pues se irán.

Es evidente la hipocresía tan grande que hay en éste impedimento de entrar a los llamados 'curiosos' (suelen decir en tono despectivo). ¿Acaso los que tienen la llave de la puerta nacieron sabiendo? ¿Salieron del vientre de su madre con la fusta y las cadenas en la mano? No, ellos también, en algún momento de sus vidas fueron 'curiosos' que se acercaron interesados y por avatares del destino (seguramente con bastante dificultad si no tuvieron la suerte de tener un amigo de...) pudieron entrar y se quedaron, y ahora los hijosdeputa en vez de facilitar el acceso a nuevos miembros siguen con la soberbia elitista.

Como conclusión, el intrusismo lo veo como un concepto inventado por éstos tipos que intentan preservar el BDSM como algo suyo y no dejar a nadie más (o al menos a nadie que ellos no controlen) catarlo. Por mi parte todo el mundo es bienvenido a éste espacio y gustosamente compartiré mi experiencia, vivencias y conocimiento con quien quiera escucharme, como he hecho siempre.

En realidad lo mejor es dejarse de gilipolleces y andar preocupandose de lo que hagan y dejen de hacer los demás, y disfrutar de las posibilidades que nos brinda éste maravilloso mundo.