viernes, 11 de septiembre de 2015

El Collar

El collar es uno de los grandes iconos del BDSM, y ya sea funcional o sombólico, es un elemento muy importante para casi todas las prácticas que lo compone.

Físicamente pueden ser muy variados. A continuación pongo una pequeña lista de los más usuales según la forma:

-Collar Sencillo o simbólico: Es muy finito, aproximadamente hasta 3 cm, fabricado en cualquier material (auqnue tradicionalmente de cuero), cierre de cualquier tipo (corchete, velcro o hebilla) y puede incluir anillas. Por su construcción es utilizado como collar simbólico o estético, ya que, evidentemente, no está pensado para ser funcional. En este apartado incluyo los aros permanentes de metal, que se cierran mediante tornillos.

-Collar Clásico: Es el tradicional en el BDSM, y el más reconocible. Suele medir no más de 4 cm de ancho, e incluye como mínimo una anilla y cierre mediante hebilla. Su aspecto es similar al collar de perro, confeccionados en cuero, o en otros materiales. Aunque suelen ser funcionales, no es muy recomendable dar mucha caña, ya que al ser estrecho y apenas tener protección por dentro, puede causar roces o heridas.

-Collar de juegos: Es ancho, sobre los 6 cm o más, y acolchado, con múltiples anillas de donde poder enganchar. Resistentes, la idea es poder dar caña sin que el cuello sufra.

-Collar de postura: Su finalidad es bloquear el movimiento del cuello. son muy anchos, con aspecto de collarín. Están fabricados en cuero duro, o cualquier otro material rígido, y suele traer anillas para fijar cosas.

-Corset de cuello: Un cruce entre un collar postural y un corset. Impiden todavía más el movimiento. Aunque no suelen fabricarse en materiales muy rígidos, si que vienen equipados con ballenas (para que se adapte mejor a la forma), no traen anillas y usualmente se cierra al estilo de los corset: con cordones.

-Collar alternativo: Es cualquier otra cosa que se pueda poner alrededor del cuello que no haya sido diseñada para tal fin. Un buen ejemplo puede ser un trozo de cadena cerrado con un candado.


Esta es posiblemente la imagen más utilizada como avatar en las redes sociales ;) pero define perfectamente la esencia del collar.
Hay que notar que la clasificación anterior es únicamente por FORMA o TIPO de collar. Si nos metemos en el SIGNIFICADO podemos separarlo en dos grupos: como objeto y como símbolo.

Como objeto es sencillo, entenderemos el collar puesto sin ningún tipo de significado, ya sea para jugar durante la sesión, decorativo o parte de un atuendo, o para seguir una etiqueta determinada. En este aspecto, podemos decir que un collar no es algo exclusivo del rol sumiso. A muchos doms les gusta llevar un collar como complemento, usualmente de púas.



El collar como símbolo es (bastante) más complejo, sobre todo porque hay muchas maneras de practicar BDSM, y cada cual le da el significado que quiera. Una cosa segura es que el collar es uno de los elementos que más carga simbólica tiene.

Se le suele llamar 'Collar D/s', y la función principal es la entrega de la parte sumisa a la dominante dentro de una relación dominación/sumisión. También sirve para identificar que la persona que lo lleva es "propiedad" de alguien dentro del colectivo BDSM. Su colocación no se hace a la ligera, o sea, que no se pone sin más. La 'collarización' suele hacerse a través de una ceremonia, a veces privada, y a veces con testigos y asistentes. Esta ceremonia es considerada como una especie de boda BDSM, con el collar como anillo de alianza. Una vez que la persona sumisa está collarizada, suele llevar el collar en presencia de su am@, incluso siempre si así está pactado.

Estos collares, como son para llevarlos largos periodos de tiempo, se busca que sean sobre todo cómodos y bonitos, y ya que va a contener más carga simbólica que física, no es necesario ni que contengan anillas.

Los más puristas le gusta dividir la obtención de este collar en tres etapas, con tres collares diferentes:

a. Collar de Consideración, que suele ser bastante discreto, me recuerda mucho a la etapa "prospect" de los MC (Motorcycle Club), en donde la persona se pone a prueba para ver si "encaja", o mejor dicho, si la relación cuaja o no. Este collar suele estar exento de todo compromiso.

b. Collar de adiestramiento, no significa necesariamente que se lleva mientras dura en adiestramiento del sumi, que también, sino que es una etapa más profunda de exploración de límites, y donde verdaderamente se empieza a construir la relación, cuando los problemas van surgiendo y se van solucionando. El collar suele ser más grande y evidente.

c. Collar Formal o de Esclavo. Es el definitivo, cuando ambas partes están completamente compenetradas y forman una pareja estable. Se vuelven a usar collares sencillos con mucha carga simbólica, como los aros permanentes de acero.

Hay que decir que un collar no tiene por qué ser necesariamente un collar propiamente dicho. Pueden buscarse piezas alternativas, como un colgante, una cinta, una pulsera, una esclava, incluso un anillo, con el mismo significado, pudiendo ser usado en entornos donde un collar en el cuello fuese un engorro, como el trabajo, el médico, o la playa.


Finalizaré con otro tipo de collar: el VIRTUAL. Debido a la expansión del BDSM en las redes y a la cantidad de personas que mantienen relaciones a distancia a través de Internet, ha surgido un método de collarización virtual. Este consiste en una serie de símbolos entre paréntesis añadidos después del nick de la persona sumisa, conteniendo el nombre o siglas del dom. (Son al estilo "fulanito ({BnW})" pero dependiendo si son relaciones completamente virtuales o reales (o mixtas) se ponen '[]' o '[{}]'. También se suelen añadir otros símbolos para indicar protección, adiestramiento, etc...)